Otro misterio sobre la Monna Lisa

mercredi, septembre 27

Y siguen estudiando, y siguen apareciendo nuevos descubrimientos. Investigar todo acerca de Leonardo, sus mensajes, sus técnicas, sus secretos bien guardados. Un grupo de investigadores que usa una tecnología tridimensional para estudiar a la Mona Lisa dice que la mujer que posó para la obra maestra de Leonardo da Vinci en el siglo XVI estaba embarazada o había dado a luz recientemente.

Fue por una exploración con rayos láser que pudieron descrubrir el finísimo velo de gasa que Monna Lisa llevaba sobre su vestido.
"Esto era entonces algo típico en mujeres próximas a ser madres o recién paridas", dijo Michel Menu, director de investigación y Restauración de los Museos de Francia.
Menu dijo que varios historiadores de arte ya habían sugerido que la Gioconda estaba embarazada o había acabado de dar a luz.
"Ahora tenemos información muy precisa sobre el grosor de las capas, sabemos que la obra se hizo con capas muy finas de pintura. Eso es algo que no podíamos ver a simple vista".

Por su parte, el Consejo de Investigación Nacional de Canadá (NRC), responsable del estudio, ya ha dado a conocer sus primeros descubrimientos en una conferencia en Ottawa.
El NRC da además la posibilidad a todos los usuarios de examinar online el cuadro a través de distintas técnicas visuales, también en versión flash. Pasen y vean.

Digamos que hasta el día de hoy, los laboratorios siguen tratando de descubrir las famosas técnicas de Leonardo, dicen que quieren y necesitan entender cómo pudo lograr las sombras, el tan famoso efecto "sfumato" que paso a explicarles un poco sobre de qué estamos hablando.

La técnica de Da Vinci

Leonardo fue el inventor del "Sfumato", técnica que consiste en difuminar los contornos para dar sensación de atmósfera y aire, de lejanía perspéctica y, a la vez, de dulzura y suavidad. Con el sfumato gradual (más cuanto más lejos) se logra una gran sensación de realismo, los objetos se ven más borrosos cuanto mayor es la distancia entre ellos y el observador. El efecto perspéctico es total al pintar a Monna Lisa con un punto de vista muy alto. Leonardo, el gran genio del Renacimiento pintó a Lisa Gerardini, esposa de Francisco Giocondo pero nunca entregó el cuadro a su encargante, lo retuvo con él hasta su muerte y no dejó de trabajar en él, retocándolo continuamente. Según la historia, Leonardo invirtió diez mil horas en su elaboración.
Lo más curioso de este retrato es que la mujer no tiene pestañas ni cejas. Pero les paso a mostrar una lista de famosos enigmas que una vez encontré y que tenía guardada.
  1. Según Rafael Sanzio, el cuadro tenía un fondo con columnas griegas, pero hoy el fondo es distinto. Era otra Gioconda la que vió Rafael?
  2. Para Vasari, teórico del arte y contemporáneo de Leonardo, lo mejor del retrato eran las cejas y las pestañas pero hoy no existen. Había dos cuadros del mismo tema?
  3. Dos informáticos estadounidenses aseguran que en realidad el rostro de la Gioconda es el de Leonardo, por comparación con un autorretrato (el que tenemos acá abajo). Eso explicaría por qué Leonardo lo tuvo siempre con él?

2 comentarios:

Jenny a dit...

yo no lo veo parecido vos?

Gab a dit...

Tampoco.
Se dicen tantas cosas, se crean tantos misterios, y más hoy.