Creés en la inspiración?

mardi, octobre 31

Unos dicen que no existe, otros dicen que sin ella no puede hacerse nada.
Me prendo un cigarrillo, cierro los ojos y siento a mi corazón latir a ritmo acelerado. Suspiro y me encuentro dentro de una nube de ansiedad extrema. De golpe tengo una necesidad de plasmar en una hoja lo que tengo en mente.

Ese algo me lleva a hacerlo. Puedo estar en la calle, en el metro, en un bar o cocinando. Esa sensación que me está invadiendo sin pedir permiso, es para mí la inspiración y es tan grande que no abarca en mi cuerpo. Tengo que soltarla como sea.
Hace casi dos años que no sentía esto, y justamente llegó hace algunas semanas. Siento un amor por dentro, una manada de caballos galopando al ritmo de mis latidos. Es una fiebre que siento en mis manos, y al estar más melancólica obviamente es cuando más se apodera de mí. Estoy preparando algunas cosas para mostrar, paciencia.




Ilustraciones en birome

lundi, octobre 16

Quién no dibujó alguna vez con birome? Por más que hayan sido garabatos, manchas, bocetos, etc. Alguna vez hemos plasmado nuestras líneas sueltas en algún papel. Y ahí quedaron.
Mientras hablábamos por teléfono, o charlábamos con alguien tomando un café, o en la escuela cuando la clase se tornaba demasiado aburrida. Para algunos es complicado dibujar en birome porque como no se puede borrar como el lápiz, se les hace más difícil. Pero hay otros que se arriesgan y juegan. Como por ejemplo ellos:
























Dibujo 1
Rodrigo Petryszak
Estudiante de artes visuales.

Dibujo 2
Julio Colantoni
Retratista e ilustrador

Body Paint

mercredi, octobre 11

La historia empezó a mitad de los '70, la primera fue el dramático ensayo de la fotógrafa alemana Leni Riefenstahl sobre la vida de los Nuba- Sudán. En viajes a territorios aún aislados de la intervención occidental, Riefenstahl pudo registrar una cultura que tenía el cuerpo como protagonista, pintándolo y adornándolo con una creatividad y originalidad únicas. La tradición de aplicar colores y diseños sobre sus cuerpos no tenía que ver con rituales, como es habitual en la mayoría de las tribus, Riefenstahl descubrió que los Nuba se pintaban diariamente según su estado de ánimo.























El segundo trabajo de esa misma época, mucho antes que se hiciera público el arte en el cuerpo en 1991, fue el desarrollado por la artista Vera Lehndorff, junto al fotógrafo Holger Trülzsch. Lehndorff, por entonces famosa en el mundo de la moda como la modelo Veruschka, se fotografió contra una gran variedad de escenarios como muros y puertas, o paisajes abiertos, y también se disfrazó con diversos trajes que pintaba directamente sobre su piel.
























Me acuerdo cuando 13 artistas argentinos pintaron a 17 bailarines provenientes de mundos tan distintos como el Teatro Colón, ateneo del ballet clásico, y el Teatro Maipo (music hall).
Fue en conjunto con el Taller Experimental Cuerpos Pintados de Chile. Y estas pinturas acá expuestas son obras de artistas chilenos.
Una curiosidad, te gustaría que un artista pintase tu cuerpo? Se te ocurrió alguna vez?

Fuente